¡Es propaganda! ¡Estúpido!

Me resulta un poco curioso, ya no sorprendente; como en tertulias en los medios de comunicación se hace referencia a que los políticos no hacen propuestas y no buscan acuerdos. O que hacen declaraciones buscando la confrontación, en vez del consenso.

Pero la realidad, es que si quieres salir en los medios de comunicación y tener éxito en las redes sociales, hay que simplificar (buenos/malos, arriba/abajo, puros/impuros, …). Buscar más ganar, que llegar a acuerdos. Imponer tus argumentos, antes que convencer.

Dicho de otra forma, si quieres destacar hay que llegar a los sentimientos, más que a la razón.

Por eso, todo lo que ha pasado en Cataluña me parece un buen ejemplo por donde va el tema.

En Cataluña los nacionalistas lo simplificaron tanto, que solo hablaban de lo emocional, “somos diferentes y superiores”, “España nos roba”, … Se ocultaban los recortes en sanidad y en servicios sociales, el “3%”, la huida de empresas, el aumento del paro, …  Y quien no seguía este discurso, era mal catalán o estaba en contra de los catalanes. El éxito está en la unanimidad en el mismo ámbito y la utilización de “la propaganda de los sentimientos”.

Frente a este discurso que se impuso en el debate político, en los medios de comunicación y en las redes sociales, tampoco sirvió enfrentar otro discurso del nacionalismo español, porque ni tenía un apoyo tan grande en los medios de comunicación, ni la misma unanimidad.

Entre estos dos frentes, el discurso que apelaba a la razón que algunos intentaron no logró un mínimo espacio, y por tanto ganaron los que consiguieron imponer su discurso apelando a los sentimientos, aunque fueran a los más bajos.

Ganaron los que consiguieron las fotos más impactantes, las frases más rotundas, la mentira mejor vendida, más repetida y con unanimidad.

Por todo esto, si se quiere que haya consenso y un debate razonado, y razonable, habrá que darle espacio, no solo a quien más grita y busca el espectáculo, sino a quien hace propuestas e intenta convencer.

 

 

Anuncios

Los socialistas queremos decir algo

Publicado LEVANTE-EMV 22/7/2016

Josep Vicent Alcaide, Consuelo Arnau, Miguel Borja, Mª Jesús Cabel, Gonzalo Castillo, Ricardo Chova, Germana Mayordomo, Oscar Pardo, Antonio Pla, Pedro Miguel Sánchez y Silvia Tendilla.

 

Los Socialistas de Valencia tenemos y queremos decir algo sobre nuestra ciudad. Lo hemos hecho en el pasado y podemos hacerlo en el futuro. Pero para ello tenemos que analizar bien la situación actual, escuchar a la ciudadanía y trabajar mejor.

Después de los peores resultados en las elecciones municipales pasadas, la situación posterior no es fruto de la casualidad. En el anterior mandato municipal no lideramos la oposición, y por ello, otros nos ganaron las elecciones, lo que nos impidió liderar el gobierno de cambio en la ciudad de Valencia. Estamos en un gobierno, pero no tenemos visibilidad, ni como gobierno, ni como partido político.

No podemos estar callados ante situaciones que en el pasado criticábamos. Ni podemos estar callados ante la falta de transparencia de las actuaciones de otros partidos. Ni aplaudir postureos, cuando lo que se necesitan son soluciones.

Para cambiar esta situación, la dirección del Partido en la Ciudad debe recuperar la militancia, a simpatizantes y el contacto con determinados sectores de la sociedad. Pero para ello, hay que cambiar los modos y las formas de la misma; pues en los últimos años no se ha contado con todo el partido, no se ha aceptado la crítica y ha estado más preocupada por laminar políticamente al que pensaba distinto, que por integrar.

Por ello, tenemos que potenciar y desarrollar nuestro Partido en los barrios, en vez de abandonarlos, para contrarrestar el mapa azul del PP. Además de mantener la coherencia socialista de hacer una ciudad más habitable y que nuestro proyecto tenga como prioridad a las personas.

Tenemos que aportar soluciones a los problemas reales de la ciudadanía. El empleo es lo más necesario para los valencianos hoy, por lo que es fundamental tener un proyecto de ciudad que genere actividad económica y empleo, apostando por la innovación y la sostenibilidad.

La transparencia y la participación deben ser reales y efectivas, evitando sistemas demasiado complejos, que son más apariencia que realidad.

Hay que actuar para conseguir la igualdad real, evitando la exclusión social y la discriminación. Buscando lo que nos une, pero con respeto a la diferencia.

Y para todo ello, reivindicamos una organización útil y con una actividad política intensa que saque al PSPV-PSOE de la ciudad de donde estamos actualmente. Por ello, hacemos un llamamiento a todos los socialistas de Valencia a participar en la tarea de reconstruir un proyecto de futuro en positivo.